Nuestro proyecto

Crecer Cantando es, entre otras muchas cosas, una fábrica de momentos llenos de cariño, de ese «algo» tan increíblemente especial que nos llena y nos hace ser mejores.

“Crecer Cantando ha significado mucho para muchos de nosotros. Ha supuesto una vía de escape hacia un sitio mucho mejor. El coro es otro rollo, es un next level

“Cada vez que escucho una canción del coro es como si la volviera a escuchar por primera vez”

“Ha supuesto la explosión de emociones más fuerte que haya conocido”

“En el coro, desde la humildad, todos somos igual de grandes”

.

DOSSIER

.

Crecer Cantando, Crecer Soñando es un proyecto coral que nació hace ahora once años a partir de un pequeño grupo de alumnas y alumnos que sentían verdadera pasión por cantar. Empezamos a hacerlo en nuestro tiempo libre, sin contraprestaciones, por el placer de compartir, y poco a poco le fuimos dando forma al enorme proyecto que hoy nos une y nos hace ser un poco mejores. Actualmente lo conforman cinco instituciones de diferentes localidades y regímenes educativos y más de 200 estudiantes de entre 8 y 18 años.

El grupo vocal está formado en el presente curso actual por alumnado de 3 centros educativos, todos ellos públicos:

  • IES Las Encinas de Valencina de la Concepción (Sevilla).
  • IES Pintor Juan Lara de El Puerto de Santa María (Cádiz)
  • Aula Municipal de Música Ian Murray de Aracena (Huelva)

La red se coordina gracias a Internet y el trabajo cooperativo se encuentra en el corazón de nuestra práctica docente. En Crecer Cantando nadie es imprescindible pero todo el mundo es importante. En nuestro día a día lo colectivo siempre está por encima de lo individual y la horizontalidad prima sobre la verticalidad.

Cada año elegimos un hilo conductor que vertebra todo nuestro trabajo, le da forma al proyecto y organiza el programa musical. Esa idea, cargada de valores, está presente durante todo el curso y le imprime coherencia a cada paso que damos. Una vez elegidas las obras que vamos a cantar elaboramos los materiales (partituras y audios) y los vamos alojando en nuestra web. Aunque cantemos lejos, todos los centros compartimos los mismos recursos y, por supuesto, el mismo sueño y las mismas metas, y eso nos hace sentirnos cerca.

Desde principio de curso nos planteamos objetivos a corto, medio y largo plazo. Cada centro organiza sus ensayos semanales de forma autónoma e independiente y en función de su contexto y sus posibilidades. A lo largo del curso, planteamos encuentros formativos durante varios fines de semana donde unimos todas las secciones del coro para convertirlas en una. Los encuentros suponen un acicate para el alumnado y una oportunidad para conocernos mejor y convivir. De forma paralela, el grupo instrumental, que se organiza cada año según las necesidades del programa, ensaya por separado y se une al grupo vocal en el último al final del proceso.

El equipo de producción comienza a trabajar desde septiembre gestionando todos los derechos de autoría, las fichas y autorizaciones del alumnado, organizando la logística de los encuentros y reservando los teatros para las actuaciones. Así mismo, durante los conciertos asumen labores de organización y regiduría. Por su parte, el equipo de sonido planifica la sonorización de los conciertos y la grabación de las actuaciones para posibles ediciones posteriores. Tras un año de trabajo unimos todas las piezas del puzle en los conciertos finales que se acaban convirtiendo en una explosión de emociones, música y color.

En nuestro proyecto cobran un especial protagonismo los valores de cultura emprendedora. Uno de nuestros objetivos principales es afianzar el espíritu emprendedor entre quienes integran el proyecto con actitudes de creatividad, flexibilidad, iniciativa, trabajo en equipo, proactividad, capacidad de afrontar riesgos, confianza propia, resistencia al fracaso y sentido crítico.  A esto hay que sumarle la habilidad para planificar y gestionar proyectos con el fin de alcanzar una meta.

El alumnado encuentra un sentido al trabajo, lo que supone una automotivación y la satisfacción de tener la sensación de estar construyendo su propia realidad, buscando nuevos retos y oportunidades, y creando en equipo un producto final, que promoverán y distribuirán, aportando un valor añadido.

Nuestra intención es transmitir al alumnado que emprender es sobre todo una actitud, una cultura, una forma de ver la vida y de transformar las ideas, la creatividad y el talento en productos, servicios y, por qué no, en una opción de futuro.

La educación es fundamental para transformar desde abajo y por generaciones sucesivas la aversión al riesgo y potenciar el espíritu emprendedor, de cambio, de actitud hacia una nueva transformación de lo que supone el empleo tal y como se conoce en la actualidad.